6ta. Ave. 4-19 Zona 1, Casa Presidencial, Puerta Norte | Atención de 8:00 a 17:00 hrs | PBX +502 2321-2121 | [email protected]

CONASAN: BUSCAN MEJORAR CONDICIONES DE LOS NIÑOS QUE CONVIVEN CON SUS MADRES EN PRISION

-A A +A

Luego de una propuesta del Vicepresidente de la República, Dr. Jafeth Cabrera Franco, realizada el 28 de marzo del presente año, para mejorar las condiciones de vida de los niños que cohabitan con sus madres en diferentes cárceles del país, hoy se presentaron los avances obtenidos por las diferentes entidades que conforman El Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional-CONASAN- durante su cuarta reunión Extraordinaria que se celebró en el Ministerio de Finanzas Públicas.

La propuesta del doctor Cabrera, para elaborar un proyecto para dar solución a la problemática de los hijos de las privadas de libertad, permitió la creación de una mesa técnica coordinada por la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional -SESAN- que dirige Juan Carlos Carías, integrada por la Dirección General del Sistema Penitenciario, Ministerio de Gobernación, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, así como la Secretaria de Obras Sociales de la Esposa del Presidente, que propondrán la reforma del Reglamento de la Ley del Régimen Penitenciario.

Según los datos proporcionados por un representante del Ministerio de Gobernación, hay un total de 133 menores de 4 años, que viven en las prisiones con sus madres y 31 mujeres en estado de gestación, lo que hace una población de 64 personas que necesitan de una atención especial, por lo que se trabaja intensamente para lograr que el proyecto sea una realidad.

De mayo a julio del presente año, la mesa técnica se reunió en cinco ocasiones para elaborar la propuesta de la reforma al reglamento mencionado y que según el artículo 52 de Centros de Detención para Mujeres, afirma que las reclusas contaran con condiciones que les permitan vivir con sus hijos menores de cuatro años.

El tramite respectivo y su propuesta fue enviada por la SESAN, al Despacho Superior del MINGOB para que elaboren los dictámenes favorables.

Este proyecto humanitario busca una mejor alimentación y educación para estos niños que viven en las prisiones bajo la protección de sus madres y del Ministerio de Gobernación y para lo cual se calcula que se necesitan unos 3 millones de quetzales anuales para el funcionamiento del programa.

 

Fuente: 
Raúl Meoño / Vicepresidencia