6ta. Ave. 4-19 Zona 1, Casa Presidencial, Puerta Norte | Atención de 8:00 a 17:00 hrs | PBX +502 2321-2121 | [email protected]

Gobierno programa la ayuda a familias afectadas por la canícula

-A A +A

Lo que se tiene planificado hacer como parte de la ayuda del Gobierno a las familias afectadas por la prolongada canícula de 2018, fue el punto toral de la agenda desarrollada hoy, jueves, durante la 5ª. Reunión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional –CONASAN- , que dirige el Presidente de la República en funciones, Dr. Jafeth Cabrera Franco, y que tuvo lugar en el Club Aurora de la zona 13 capitalina.

La canícula es un período carente de lluvias, que afecta determinadas áreas del territorio nacional y no es un evento reciente pues históricamente es recurrente, que abarca a buena parte de El Salvador y casi el 50% de Guatemala.  Acerca de las acciones institucionales y los recursos asignados en respuesta para dichas familias, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación informó que serán implementadas a corto y mediano plazo, ya que no ha sido posible iniciar desde ya, como es deseable, por la falta de mecanismos para adquirir los insumos a distribuir de manera directa a los damnificados por la sequía, explicó el Ing. Saúl Campos, del MAGA.

 

Dijo que se calcula apoyar a 277 mil 120 familias de agricultores de la zona, que perdieron totalmente o casi todas sus cosechas, aunque el levantamiento de daños indicó que son 300 mil las familias, pero, hay más de 200 mil que solo perdieron parte de su producción. Se tenía previsto empezar en septiembre con entregas de raciones de alimentos, para cada mes –frijol, maíz, incaparina, aceite y otros insumos-, pero al no contar con presupuesto (porque está vigente el de 2017) se necesita hacerlo mediante las herramientas de Contrato Abierto o un Estado de Calamidad, para utilizar 208 millones 255 mil quetzales en la entrega de raciones en octubre, noviembre y diciembre, más apoyo técnico en desarrollo agrícola y agropecuario, para mitigar los efectos del hambre y la desnutrición a los afectados. Todo este proceso se ha trabajado en el seno de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, SESAN.

“No se trata de cubrir al cien por cien la necesidad de alimentos de cada familia, pues se sabe que la mayoría de ellas cuenta con algunos recursos propios; la idea es darles una ayuda como complemento para evitar la crisis alimentaria”, refirió Campos, explicando que cada bolsa mensual tendrá un valor entre 250 y 350 quetzales.  El Presidente en funciones, Dr. Cabrera Franco, se pronunció sobre que la sequía ha afectado a muchas regiones del país, por lo que el “Corredor Seco” ya no debiera ser nombrado de esa manera.

 

Fuente: 
José Luis López / Vicepresidencia